San Luis Informa 31 mayo 2021

Tras 67 días de viaje, los dos alpinistas llegaron a la cima, a 8.849 metros de altura.

Sigurdur Sveinsson y Heimir Hallgrímsson comenzaron a sentirse mal cuando estaban a 7 mil metros. (Foto: Instagram/heimirhallgrimsson)

 

Dos hombres islandeses lograron llegar a la cima del Everest, considerada la montaña más alta del mundo, y descendieron, pese a estar contagiados de coronavirus.

 

 

Sin dudas que esta hazaña es una proeza, pero a su vez pone nuevamente en el punto de mira a las autoridades de Nepal, las cuales continúan autorizando las ascensiones pese a la presencia casos positivos de Covid-19.

 

 

Pese a las dificultades respiratorias ambos lograron bajar y llegaron al campamento base el miércoles, donde allí una prueba confirmó que los dos eran positivos de coronavirus. (Foto: Instagram/heimirhallgrimsson)

Sigurdur Sveinsson y Heimir Hallgrímsson, quienes escalaron el Everest, comenzaron a toser cuando estaban a 7 mil metros, según un mensaje que ellos mismos publicaron el jueves, cuando comentaron la dificultad de llegar de vuelta al campamento base.

 

“En ese momento y en ese lugar había cero posibilidades de someterse a un test”, dijeron los montañeros en una publicación en la página web de Umhyggja, una organización de caridad cuyo fin es atender a niños enfermos y para la que están recolectando fondos.

 

 

Previo a iniciar la ascensión, ambos hombres habían dado negativo en un test de diagnóstico. Fue así que, tras 67 días de viaje, los dos alpinistas llegaron a la cima, a 8.849 metros, el lunes a las cuatro de la tarde, hora local.

 

“En el descenso, comenzamos los dos a sentirnos muy mal, cansados, a toser y hasta vernos en mal estado”, dijeron.

En esta imagen de archivo, tomada el 12 de noviembre de 2015, el Everest visto desde el Kalapatthar, en Nepal. (AP Foto/Tashi Sherpa, archivo)

Pese a las dificultades respiratorias ambos lograron bajar y llegaron al campamento base el miércoles, donde allí una prueba confirmó que los dos eran positivos de coronavirus.

 

En lo que va de las últimas semanas ya se registraron varios casos de covid-19 entre los montañistas extranjeros, por lo que en muchos casos ya fueron necesarias varias evacuaciones.

 

El gobierno de Nepal, por su parte, se niega a hablar de explosión de casos en el Everest y a su vez, sigue permitiendo las ascensiones, a diferencia de lo ocurrido el año pasado, cuando fueron suspendidas.