San Luis Informa 3 febrero 2021

Tras la muerte del delantero puntano, organizó con otros jugadores un partido a beneficio para recaudar fondos. Como estaba suspendido por doping, la Federación puso el grito en el cielo. No le importó.

 

En enero de 1992 falleció Juan Gilberto Funes por un problema cardíaco. Diego había sido compañero suyo en la Selección Argentina y estuvo muy cerca en las horas previas a su muerte. Quedó conmovido. Él y Ruggeri pagaron la deuda para poder retirar el cuerpo de la clínica.

 

Empecé a pensar en un homenaje para ayudar a la familia. A Juampi, el hijo, que tenía los ojitos más tristes que yo haya visto. Podría haberle dado plata, y listo. Pero quería darle algo que le hubiera gustado a Juan. No había nada mejor que organizar un partido de fútbol”, DAM

 

Se organizó en abril un partido a beneficio de la familia Funes en cancha de Vélez. Sería la primera vez de Diego en el país, junto a profesionales, desde que dejara Boca una década antes. Pero no todo iba a resultar tan sencillo como el sentido común indicaba que debía ser.

 

Diego estaba cursando la sanción por doping de Napoli vs Bari. Horas antes del partido, FIFA envió un fax: “Su presencia sobre el terreno de juego junto con otros jugadores inscriptos en la AFA podría acarrear a estos últimos sanciones”. Amenazas para dejarlo afuera.

 

Ofreció bajarse, pero sus compañeros lo frenaron. No así Julio Grondona, quien pidió aplazar el partido y ofreció 50 mil dólares como donación. “Mientras él sea presidente de AFA, no voy a volver a la Selección Nacional”, fue la categórica respuesta de rechazo de Diego

 

Se jugó “fuera de reglamento FIFA”

12 vs 11

Dirigió Ricardo Calabria, árbitro retirado, al igual que los asistentes

Laterales con el pie, cosa que a veces se olvidaba

 

Así formaron los equipos:

Azul

Navarro Montoya/Batista-Altamirano-Fabbri-Garré/Basualdo-Giunta-Diego/Turco García-Acosta-Bisconti Blanco

Rojo

Pumpido/Soñora-Vázquez-Ruggeri-Enrique/Villarreal-Mancuso-Márcico-Pablo Funes (Hermano de Búfalo)/Gallego González-Gareca-Latorre

 

A Diego lo buscaban hasta cuando salía a tomar agua. Metió dos goles y dio dos pases goles para Betos: Acosta y Ortega Sánchez. Volvía a una cancha argentina. Volvía a ser feliz.

 

Compañeros, rivales, alcanzapelotas, todos querían la foto con Diego. Hasta los de los disfraces de caramelos.

Diego, post partido: su deseo de quedarse a jugar en el país y la satisfacción de haber podido ayudar a la familia Funes.

 

 

Fuente Varskysports