San Luis Informa 8 abril 2021

Vecinos del barrio le contaron a TN.com.ar que el andamio que la frenó no tendría que haber estado en ese lugar. La pequeña sigue internada en estado delicado.

El andamio que le salvó la vida de la nena que cayó desde un balcón en Puerto Madero.

El barrio porteño de Puerto Madero sigue convulsionado luego de que una nena de 6 años cayera del balcón de un quinto piso cuando jugaba con su hermano de 10. La menor fue internada de urgencia en el Hospital Pedro de Elizalde, donde se encuentra en terapia intensiva. Pero no es Aimé Painé la única cuadra movilizada por este hecho. En Encarnación Ezcurra al 300, a la vuelta, la madre de la nena trabaja en la caja de un supermercado y está muy conmovida. Familiares le dijeron a TN.com.ar que rezan por la criatura.

 

Según afirmaron a TN.com.ar vecinos y dueños de locales aledaños, el andamio en el que cayó la menor tendría que haber sido retirado varios meses atrás. Esto debido a la finalización de una obra de pintura que se realizó en todo el edificio. Se trata de un rectángulo de madera de no más de cuatro metros de ancho, que sobresale poco menos de dos metros.

 

Además, comentaron que el tinglado fue trasladado progresivamente por varias de las zonas de los más de 100 metros de fachada, por lo que terminó siendo casi una casualidad que, justo en el momento indicado, estuviera debajo de ese balcón. “Es un milagro lo que pasó, más allá de todo”, manifestó uno de los vecinos de la zona.

 

 

El complejo tiene una extensión total de 140 de metros de largo por unos 60 de ancho. Cuenta con dos subsuelos, planta baja y ocho pisos destinados a departamentos. Los trabajos de pinturería empezaron a principios de 2020 y se vieron paralizados en varias ocasiones por las restricciones ocasionadas a partir de la pandemia de coronavirus, aunque concluyeron en las primeras semanas de 2021.

 

 

El pequeño supermercado que maneja la madre de la niña, a la vuelta del edificio, sobre Encarnación Ezcurra.

Durante la tarde, efectivos de la Policía de la Ciudad, en conjunto con integrantes del Centro de Investigación Judicial, realizaron las correspondientes pericias tanto en el interior del departamento como en la calle; donde corroboraron, entre otras cuestiones, la distancia total entre el balcón y el andamio. El objetivo principal es tratar de averiguar cómo se produjo el hecho, una incógnita que aún se mantiene vigente.

Efectivos de la Policía de la Ciudad, en conjunto con integrantes del Centro de Investigación Judicial, realizaron las correspondientes pericias en la zona.

 

Qué se sabe hasta el momento

El hecho ocurrió este martes durante la noche. La nena de seis años cayó al vacío desde el quinto piso del edificio ubicado en Aimé Painé 1535 sobre un andamio que se encuentra en el primero. La madre indicó más tarde a la Policía que la había dejado jugando junto a su otro hijo varón de 10 años, mientras ella iba a cerrar el supermercado del cual es responsable.

 

Luego de haber sido vista por un hombre que transitaba por la zona, que llamó al 911, más de 10 patrulleros de la Policía de la Ciudad, bomberos y personal de la Brigada Especial Federal de Rescate y del Sistema de Atención Médica de Emergencias pudieron rescatarla en un amplio operativo.

 

La nena fue trasladada al Hospital Pedro de Elizalde, con diagnóstico de politraumatismos varios con pérdida de conocimiento y riesgo de vida. En la causa, que fue caratulada como averiguación por lesiones, interviene la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N° 21, a cargo del fiscal Paulo Horacio Gaspani.

 

El miércoles, la agencia de noticias Télam informó que la chica seguía internada en terapia intensiva sin respirador y con múltiples fracturas. El parte médico indica que evoluciona favorablemente. “No requiere de asistencia respiratoria mecánica y por momentos se despierta y habla con la madre, la reconoce”, agregaron desde el centro de salud.