San Luis Informa 3 marzo 2022

Autoridades locales denunciaron bombardeos rusos en la zona Disparos de artillería pesada de tropas de Rusia, bombardeos en la zona y focos de incendios en la planta nuclear Zaporizhzhya, la más grande de Europa, despertaron la extrema alerta mundial por el riesgo de una crisis radioactiva de dimensiones que, de precipitarse según funcionarios ucranianos, podría tener el tamaño de «diez veces Chernobyl».

 

 

«Como resultado del continuo bombardeo contra edificios de la central, la planta está en llamas», dijo Dmytro Orlov, alcalde de Energodar. En su mensaje, difundido en video por la app Telegram bajo el título «¡Amenaza a la seguridad mundial!», instó a las tropas rusas a detener el ataque.

 

 

Pero fue el canciller de Ucrania el que llevó la escala de lo delicado de la situación a dimensiones catastróficas.

 

«El ejército ruso está disparando desde todos los lados contra la central nuclear de Zaporizhzhia, la planta de energía nuclear más grande de Europa. El fuego ya se ha desatado. Si explota, ¡será 10 veces más grande que Chernobyl! ¡Los rusos deben cesar INMEDIATAMENTE el fuego, permitir a los bomberos, establecer una zona de seguridad!», tuiteó Dmytro Kuleba, ministro de Relaciones Exteriores ucraniano en un mensaje de alerta al mundo.

 

 

La Guardia Nacional de Ucrania confirmó que las llamas amenazan a la planta nuclear y denunció que las tropas rusas siguen atacando el edificio.

 

«Hay un incendio en la base de la central nuclear de Zaporizhzhya. A pesar de esto, el enemigo continúa disparando en dirección a la estación», denunció.

 

Además, recalcó que «la Guardia Nacional, que custodia la planta, se queda para defenderla». Y subrayó el mensaje desesperado: «Representantes de la planta afirman que actualmente existe una amenaza real de peligro nuclear».

 

En la misma línea se manifestó un portavoz de la planta nuclear, que explicó que los servicios de emergencia no pueden extinguir el incendio porque el fuego ruso está demasiado cerca.​​

 

Bombardeo ruso sobre la planta nuclear de Zaporizhzhia. Foto AFP /

Añadió que hace unos días la red afectada se puso en estado de reparación programada.

 

«El combustible nuclear está dentro del reactor nuclear. Todavía no se ha descargado. Además, hay una pileta de recarga y almacenamiento de combustible nuclear en la sala central, que también contiene uranio y conjuntos de combustible nuclear», dijo, al enfatizar el peligro de que se rompa la cubierta sellada.

 

Esta mañana, el Ministerio de Defensa del Kremlin había anunciado que controlaba la zona aledaña a Zaporizhzhya. Más tarde, trabajadores del lugar denunciaron que Rusia avanzaba hacia la planta nuclear, en medio de fuertes disparos en la ciudad.

 

Apenas se supo del avance ruso sobre la central nuclear, Rafael Grossi el director general de la Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) exhortó a las fuerzas militares a que «no ejerzan la violencia en las inmediaciones», en una serie de posteos que comenzaron apenas se tomó registro del fuego en el lugar.

 

 

Después de que se desatara el incendio, la OIEA aseguró que se encuentra «en contacto con las autoridades ucranianas» ante la grave situación.