San Luis Informa 13 noviembre 2020

Crean un “impuesto al viento” en Puerto Madryn

Aunque las empresas que generan energías renovables están exentas de algunos impuestos,  el Concejo resolvió aplicar una “tasa por habilitación, inspección, seguridad e higiene y control ambiental”. Cámaras del sector elevaron quejas y reclamos

 

Por BAE Negocios

 

El  Concejo Deliberante de la ciudad de Puerto Madryn confirmó la creación del “impuesto al viento”, un tributo que deberán pagar las empresas productoras de energía eólica. El gravamen había sido aprobado en enero, pero se añadió este mes al presupuesto, que fue aprobado de manera unánime.

 

Inicialmente, el impuesto equivaldría al 4,5% de la facturación de las empresas que producen energía eólica, pero las críticas del empresariado provocó un cambio en el monto, que ahora se definirá por la superficie y no por la facturación de las firmas en general.

 

La decisión disparó la polémica, ya que en Chubut está ubicado el Parque Éolico Chubut Norte I, considerado el más grande del país y con una capacidad para proveer de energía limpia a 330 mil hogares.

 

Por la ampliación del ejido urbano de Puerto Madryn, los proyectos eólicos quedaron bajo el alcance municipal. Aunque las energías renovables están exentas de algunos impuestos, el Concejo resolvió aplicar una “tasa por habilitación, inspección, seguridad e higiene y control ambiental” por los metros cuadrados de uso, con un tributo que se le suele aplicar a toda empresa.

 

Genneia y Aluar serían las empresas más afectadas

De hecho, las máximas autoridades de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) se expresaron en contra: “La modificación o instauración de un nuevo impuesto, canon o tasa, que implique mayor carga fiscal para el sector de las energías renovables, dado que amenazan seriamente su desarrollo y continuidad en nuestro país”, expresaron.

 

Por su parte, la Cámara Eólica Argentina (CEA) presentó dos informes en los que se especificó que sería imposible la aplicación de los tributos. Las compañías Aluar y Genneia son las más afectadas por esta nueva iniciativa.

Además, la CEA apeló a la Legislatura de Chubut con una carta en la que aseguró que dicho gravamen se trata en realidad un impuesto. Además, se apeló a la ley que impulsó la creación de parques eólicos en la que se especificó que los mismos se encontraban eximidos de cualquier tributo, canon o regalía.

 

En la actualidad, los molinos están produciendo alrededor de 1.400 kw mensuales. Las autoridades locales apuntan a que lo que se cobra por la tasa representa unos 84 kw. Es decir, si una empresa abonaba anualmente $800.000 en tasas municipales, ahora abonarán unos $10 millones, señalaron desde la intendencia de Puerto Madryn.