San Luis Informa 4 agosto 2021

El Gobierno provincial invertirá más de $1.200 millones, en la moderna planta potabilizadora que tratará 50 metros cúbicos por hora, y en las obras en el embalse que brindarán mayor seguridad a la estructura existente. Este miércoles se firmó el inicio de los trabajos, que se extenderán por 450 días corridos.

 

 

La firma del contrato de obra se concretó este miércoles, entre el jefe del Programa Infraestructura Hídrica, Fernando Yansón; el gerente general de San Luis Agua, Nazareno Perroni, y la intendenta de la localidad, Claudia Pinelli.

 

Ubicado en el departamento Belgrano, a 49 kilómetros de San Luis capital, el dique Nogolí posee una superficie de cuenca de aporte de 182 km² y una capacidad de embalse de 25,8 hm³, generando un espejo de 170 hectáreas y una superficie de riego que cubre 5.000 hectáreas. En uno de sus laterales se realizó el acto de comienzo de obra, al que también asistieron Carolina Agüero, jefa del Programa Comunicación y Vínculos con la Comunidad; la senadora, Mabel Leyes; la intendenta de Villa de la Quebrada, Rosa Calderón; el intendente de La Calera, Fernando Sosa; Carlos García, intendente de Los Manantiales, y el delegado municipal de Suyuque- Los Molles, Alberto Leyes.

 

Desde su inauguración en 2003, su caudal es principalmente destinado a la regulación de crecidas, consumo humano, ganadero, riego y uso recreativo. “Hoy dimos inicio a las obras de remediación y reparación del vertedero del dique y los morros laterales. La presa tiene dos puntos muy importantes para mantener este espejo de agua, como es el muro principal y el vertedero”, explicó Yansón.

 

“Desde 2018 venimos estudiando un problema que fue causando erosión sobre estas estructuras, y después de varios estudios, entre ellos en base a fórmulas matemáticas para determinar las obras por ejecutar, llegamos al proyecto definitivo, que consiste en construir una rápida protección sobre el vertedero, desde donde saldrá un nuevo canal de hormigón de 50 metros de ancho, con muros laterales que irán de los 7 a 9 metros de altura, para evitar que los morros laterales se sigan erosionando cuando el vertedero funciona a su máxima capacidad”, según detalló el funcionario.

Esta obra contempla una serie de inyecciones de impermeabilización, para evitar las filtraciones que pasaban sobre la estructura de la obra. También se colocarán elementos de medición para determinar cómo actúa la obra previa, durante y al final de la ejecución de la obra.

 

Por otro lado, se construirá un nuevo módulo de tratamiento de 50 metros cúbicos por hora de agua potable para Nogolí. “Esta planta contará con un sistema que por medio e floculación y flotación, permitirá atacar el alga que genera el dique en los meses de verano, y que produce en el agua un olor y sabor extraño y poco agradable”.

 

Perroni destacó que, “este es el resultado de un trabajo conjunto  que se viene  haciendo con el Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, y ya está todo previsto para que el Acueducto de Nogolí, siga operando normalmente mientras dure la obra y cumplir con todos nuestro usuarios, en especial con las plantas potabilizadoras de las localidades del departamento Belgrano”.