San Luis Informa 5 agosto 2020

Aunque esta cifra no suena muy amenazante, de hecho es muy alta para un virus que tiene altas tasas de propagación, según una experta del organismo.

OMS: Estudios sitúan la tasa de mortalidad por coronavirus en 0,6 %

Ataúdes de personas que han muerto por coronavirus en la iglesia del cementerio Serravalle Scrivia, en Alessandria, Italia, el 23 de marzo de 2020.

Flavio Lo Scalzo / Reuters

La jefa de la unidad de enfermedades emergentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria Van Kerkhove, ha afirmado que la tasa de mortalidad real por coronavirus puede ser menor que la calculada según las estadísticas oficiales, y estar en un nivel del 0,6%. La experta especificó que dicho coeficiente puede ser calculado al tener en cuenta, entre otras cosas, los casos de infección no registrados.

 

La gripe estacional: 0,6%. La estafa ya está a la vista de todos (profetizaron un 3,4%). … La OMS rebaja la mortalidad del virus a la luz de los millares de asintomáticos y la coloca al nivel de la gripe estacional: 0,6%.

P. ¿Cuáles son las diferencias en los síntomas entre COVID-19 y la influenza?

Si bien la gama de síntomas de ambos virus es similar, la proporción de pacientes con afecciones graves parece variar. En el caso de la COVID-19, los datos reunidos hasta la fecha sugieren que el 80% de las infecciones son leves o asintomáticas, el 15% son infecciones graves, que requieren oxígeno, y el 5% son infecciones críticas, que requieren ventilación. Estas fracciones de infección grave y crítica parecen más elevadas que las observadas en el caso de la infección gripal.

P. ¿Quién está en mayor riesgo?

Quienes corren mayor riesgo de contraer una infección gripal grave son los niños, las mujeres embarazadas, las personas mayores, las personas con afecciones crónicas subyacentes y las personas inmunodeprimidas. En el caso de la COVID-19, consideramos actualmente que la edad avanzada y las afecciones subyacentes incrementan el riesgo de infección grave.

P. ¿Qué enfermedad es más letal?

La tasa de mortalidad de la COVID-19 parece mayor que la de la gripe, especialmente la gripe estacional. Aunque se tardará un tiempo en determinar con exactitud la verdadera tasa de mortalidad de la COVID-19, los datos reunidos hasta ahora indican que la tasa de mortalidad bruta (el número de muertes notificadas dividido por el número de casos notificados) oscila entre el 3% y el 4%, si bien la tasa de mortalidad por infección (el número de muertes notificadas dividido por el número de infecciones) será menor. En el caso de la gripe estacional, la tasa de mortalidad suele ser muy inferior al 0,1%. Sin embargo, la tasa de mortalidad depende en gran medida del acceso a la atención de la salud y a la calidad de esta.

P. ¿Qué intervenciones médicas hay disponibles para combatir la COVID-19 y la gripe?

Hay una serie de terapias actualmente sometidas a ensayos clínicos en China y más de 20 vacunas en fase de desarrollo contra la COVID-19, pero no se dispone en este momento de vacunas o terapias autorizadas para el nuevo coronavirus. Por el contrario, hay antivirales y vacunas disponibles para la gripe. Aunque la vacuna contra la gripe no es eficaz contra el virus de la COVID-19, se recomienda enérgicamente vacunarse todos los años para prevenir la infección de la gripe.

 

“Si hablamos de la mortalidad, hay varias formas de calcular este coeficiente. La forma más fácil es correlacionar el número de muertes con el número de casos registrados de infección. En este caso, obtendremos un cierto porcentaje”, explicó Van Kerkhove.

 

La OMS cree que tal vez nunca habrá una “bala de plata” contra el covid-19

 

De acuerdo con los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins, el número de contagios por SARS-CoV-2 en el mundo ha superado los 18 millones y aproximadamente 690.000 personas han muerto por complicaciones causadas por la infección hasta la fecha. De esta manera, la tasa de mortalidad sería ligeramente superior al 3,8 %.

 

Sin embargo, la experta de la OMS subrayó que en realidad “en este momento, no sabemos cuántas personas han sido infectadas”. “Hay desafíos para detectar cada uno de los casos, y ciertamente hay muchos casos no reconocidos”, agregó Van Kerkhove.

 

En ese sentido, la especialista reveló que algunos estudios han estimado que la tasa de mortalidad por coronavirus es inferior al 1 %, o incluso es solo de un 0,6 por ciento por afectados. Aunque esta cifra no suena muy amenazante, de hecho es muy alta para un virus que tiene altas tasas de propagación y se transmite fácilmente de persona a persona, señaló Van Kerkhove.

 

Por su parte, Mike Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias de Salud de la OMS, aseveró que el 0,6 por ciento significa el fallecimiento de “poco más de una de cada 200 personas infectadas”. Comparó este número con la pandemia de H1N1 en 2009, donde “era más como una de cada 10.000 personas o una de cada 100.000”, dando una “sensación de cuán más mortal es el covid-19”.

 

Informe: OMS, OPS