San Luis Informa 29 julio 2021

Desde Perú, el Presidente anunció cambios en el Gabinete y la salida de Agustín Rossi, Daniel Arroyo y Victoria Tolosa Paz. No confirmó reemplazantes.

Desde Perú -donde asistió a la asunción presidencial de Pedro Castillo-Alberto Fernández aseguró que “todos los que son candidatos deben dejar sus cargos” en el Gabinete.

Hizo referencia así al cierre de listas del sábado pasado rumbo a las PASO de septiembre. En ese sentido, el Presidente anunció la salida de los ministros Agustín Rossi, de Defensa; Daniel Arroyo, de Desarrollo Social; y también de la funcionaria de segunda línea Victoria Tolosa Paz, titular del Consejo Federal de Política Sociales.

 

El Presidente se explayó y sumó otros nombres en el cambio de Gabinete del que, sostuvo, dará precisiones al volver al país. Nombró también las bajas de Enrique Cresto, administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento y de Martín Gil, secretario de Obras Públicas. Ambos funcionarios que reportan en la cartera de Gabriel Katopodis.

 

“Es una regla ética que quiero preservar. La pérdida de Daniel (por Arroyo) es muy grande, también la pérdida de Agustín (por Rossi), de alguien como Enrique Cresto, la pérdida de Martín Gil, la pérdida de Vicky Tolosa Paz… Pero es la regla que me impuse”, dijo el Presidente en diálogo con C5N, desde Perú.

 

Cuando fue consultado sobre los rumores del reemplazante de Arroyo, aseguró: “Tengo el nombre pero cuando vuelva a la Argentina hablaré con quien corresponde y lo anunciaremos”.

 

​Tal como informó Clarín, Juan Zabaleta- actual intendente de Hurlingham, cercano al Presidente- sería el reemplazante de Arroyo en el ministerio de Desarrollo Social.

 

De este modo, el jefe de Estado sumaría así al tercer intendente en el gabinete: ya están Katopodis y Jorge Ferraresi. Evita, además, el desembarco de otro dirigente del núcleo duro K, identificado con la influencia de Cristina Kirchner.

 

Arroyo firmó en el puesto 12 de la lista de precandidatos a diputados nacionales del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires y que, según fuentes de la Casa Rosada, había insistido en salir del ministerio, en buena medida, por el loteo interno.

 

La inquietud de los movimientos sociales por la llegada de un intendente del Gran Buenos Aires se suma a los cierres de listas del fin de semana que desnudaron la tensión dentro de la coalición de Gobierno.

 

En el caso de Agustín Rossi, actualmente al frente de Defensa, será candidato a senador por Santa Fe ya que logró reunir en su candidatura el peronismo de esa provincia. Un día antes del cierre de listas, Rossi se mostró con Alejandra Rodenas, vicegobernadora santafesina.

 

Su salida, menos abordada, resultó más sorpresiva en boca del Presidente, quien habría intentado por todos los medios que su ministro desistiera de presentarse como candidato.

 

Victoria Tolosa Paz encabeza como precandidata a diputada la lista del oficialismo en Provincia de Buenos Aires. Coordinó la llamada Mesa contra el Hambre y su inclusión en la boleta se leyó como un logro presidencial.

 

Concejal platense, es también la esposa del publicista Enrique Albistur, asesor informal del Presidente y el hombre que le prestaba un departamento en Puerto Madero.

 

El funcionario Enrique Cresto, por su parte, encabeza la lista del FdT en Entre Ríos, mientras que Martín Rodrigo Gil lidera la lista oficialista a diputados en Córdoba.

 

Tras el cierre de listas del fin de semana rumbo a las PASO, Fernández sostuvo que no “impuso” candidatos dentro del Frente de Todos, sino que fue producto de acuerdos.

 

“Nadie impuso nada, nos pusimos de acuerdo, ganamos todos y eso es lo que más importa”, dijo el jefe de Estado.

 

Fernández, en ese contexto, le apuntó duro a Juntos por el Cambio: “Nosotros gobernamos, ellos hacen declaraciones en los medios”.

 

También le dedicó sin nombrarlo una chicana a Mauricio Macri por la relación que supo construir con Christine Lagarde cuando regía al frente del FMI. “No le voy a pedir nunca a ningún argentino que se enamore de la gerenta de un organismo que es acreedor de la Argentina. Le voy a pedir que me acompañen en la pelea para que paguemos lo menos posible”, arremetió el Presidente.

 

​Luego hizo alusión a la campaña de vacunación: “Ya tenemos el 73% de la Argentina con una dosis de las vacunas. Está claro que tenemos las dificultades que tiene todo el mundo para conseguir las segundas dosis y demás, pero hemos podido avanzar mucho. Con mucho esfuerzo y en soledad”.

 

Y volvió a la crítica: “Nadie de la oposición me dijo que se ponía al lado mío para conseguir las vacunas. Nadie. Nunca vino uno y me dijo que me podía hacer un contacto, tanto que son cercanos al primer mundo… Nadie. Con el presidente de Moderna y Pfizer habló Alberto Fernández -dijo de sí mismo, en tercera persona-, nadie más”.

 

“Nadie me trajo la solución. Lo mismo pasó con AstraZeneca, con Sputnik, con Sinopharm y lo mismo pasa con Cancino”, insistió.

 

En ese sentido, ya abordando la polémica con Pfizer, Fernández sostuvo que fueron negociando con los laboratorios “convencidos” de garantizar que “las condiciones que se firmaban no fueran desventajosas para la Argentina”.

 

“Era una negociación. ¿Fue más difícil? Fue más difícil. Pero finalmente salió bien. Pfizer hizo lo que entendió que era el modo que tenía para defender sus intereses. Y yo defendí los intereses de Argentina. Y en algún punto encontramos un acuerdo. Ya está. No era que había un problema ideológico que me decía que yo no quería comprar vacunas norteamericanas, una estupidez magnífica esa”.

 

​Ayer, martes, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, informó que el Gobierno firmó un contrato para la compra de 20 millones de dosis de vacunas de Pfizer, tras más de un año de polémica con la oposición por la falta de la vacuna del laboratorio norteamericano.

Defensa a Cecilia Nicolini​

 

Con un largo mail en inglés enviado el 7 de julio, Cecilia Nicolini, la asesora del presidente Alberto Fernández encargada de negociar la compra de vacunas con los laboratorios extranjeros, buscó presionar al Fondo Ruso de Inversión Directa para reclamarle por la demora en la entrega de segundas dosis de la vacuna Sputnik V. ​

 

La información fue difundida la semana pasada por el diario La Nación y, tras su difusión, abrió una fuerte polémica que se metió en la agenda política.

 

A propósito del tema, Fernández afirmó: “Hubo una nota extensa escrita por un comentarista donde agarran un e-mail escrito por Cecilia donde ella le reclama al Fondo Soberano ruso que cumpla y resulta que eso es la prueba de que geopolíticamente nos estamos sometiendo a Rusia. Yo no entiendo estas cosas. ¿De qué me están hablando? Si yo estoy defendiendo los derechos de la Argentina”.

 

Cerró: “También comprendo que Gamaleya tenía problemas en la producción, igual que todos los que produjeron vacunas en el mundo. Yo confío en que esto (se apure). Estamos trabajando para que las segundas dosis lleven con más velocidad”.

 

DS