Ayer a las 23:05, el corazón que compartían las siamesas Luz Milagros y Alma Milagros Aguilera, quienes nacieron el 5 de mayo pasado, dejó de latir pese a los esfuerzos realizados por el equipo médico de la Maternidad Teresita Baigorria, donde las pequeñas estaban internadas en estado delicado y con pronóstico reservado.

Las niñas nacieron prematuras junto a una tercera bebé, Renata, quien continúa internada y evolucionando favorablemente.

Las bebés que tristemente fallecieron anoche compartían el corazón e hígado y estaba unidas por el tórax y el abdomen. La directora del hospital Rosa Dávila de Gallardo, señaló entonces que su estado de salud era muy delicado.

Al momento del nacimiento, las pequeñas pesaban 2,4 kilogramos entre ambas, con apenas 30 semanas de gestación.

La familia estaba al tanto de esta difícil situación aunque decidieron seguir adelante con el embarazo para que Renata, que estaba separada, pudiera nacer.

 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate

     
       
    lapuntavisita  
       
    eltrapiche