Una pitón gigante se tragó literalmente a un hombre de 25 años cuando iba rumbo a su trabajo. El joven identificado como Akbar Salubiro se marchó de su casa el domingo,  a un campo de la aldea de Célebes, situada en la isla de Sulawesi, en el oeste de Indonesia y desde ese momento comenzaron a buscarlo intensamente.

El lunes, un vecino se encontró en el patio de su casa con la serpiente de unos siete metros de largo, con una enorme protuberancia en el estómago con forma humana.

Mataron al reptil y uno de ellos, usando un cuchillo de caza de 20 centímetros, le abrió el estómago. En su interior, hallaron el cuerpo de Akbar. Llevaba puestas las botas, los pantalones cortos y la camisa con los que se había vestido el domingo por la mañana. El secretario del pueblo, Salubiro Junaidi, explicó que "la gente había oído gritos desde el palmeral la noche anterior a la que fue hallado muerto".

Fuente: El Diario

 
 
 

Traductor/Translate