En las próximas horas –desde el martes o tal vez el miércoles- los usuarios advertirán una leve disminución en el precio de los combustibles en los surtidores de las estaciones de servicio, resultado de la aplicación de una fórmula acordada en enero.

Según anunció esta tarde el ministro de energía, Juan José Aranguren, el precio del gasoil bajaría un 2,6 por ciento y el de la nafta, un 0,1%.

Los recortes son resultado de un acuerdo que firmó el Gobierno con las refinadoras en enero que establece una fórmula que toma en cuenta el precio del barril de petróleo, el del dólar en el mercado local y el de los biocombustibles para determinar el precio en surtidor de la nafta y el gasoil.

La semana pasada, el propio Aranguren había anticipado que la revisión concluiría en una baja de alrededor del 1,8% en el precio del gasoil y una suba del 0,6% en la nafta. Pero los números finales, influidos además por la baja del dólar del jueves pasado, terminaron llevando a una baja de precios para los dos combustibles.

Hoy, el Ministerio de Energía presentó asimismo una aplicación para conocer los precios de los combustibles en surtidores y realizar eventuales denuncias.

Fuente: El Chorrillero

 

 

 
 
 

Traductor/Translate