Una adolescente de 17 años, alumna del establecimiento EPA N° 10 'Maestro Escultor Vicente Lucero' de La Ribera fue atacada por “ser linda”, según manifestó. La primera en saber del hecho fue su madre a quien la adolescente le contó vía telefónica que una chica la atacó adentro del colegio.

Según la información policial de la Comisaría del Menor, el ataque tuvo lugar en el aula y la chica en ese momento había ido a buscar sus pertenencias. Ella se encontraba sola mientras sus compañeros estaban en otro salón, viendo una película. La agresora, según se informa, ingresó al aula, agarró a la menor por el pelo y le pegó una bofetada. La victima dijo que fue amenazada y la agresora le manifestó que cuando volviera a verla iba a golpearla nuevamente.

Médicos del hospital Braulio Moyano constataron las lesiones, que si bien no eran de gravedad, sí dejaron una evidencia.

La víctima y su familia quisieron permanecer en el anonimato por seguridad mientras solicitan una prohibición de acercamiento. Este ataque, dijeron, fue la consecuencia de una serie de amenazas que comenzaron en Facebook, el año pasado. “Empezaron a insultarla por ser linda”, aseguró la madre de la chica.

En los mensajes que la víctima recibía, las chicas aseguraban que la iban a golpear cuando la encontraran. Incluso el padre de una de ellas hizo comentarios en la web convalidando el accionar de su hija. En la denuncia se adjuntaron capturas de imagen de la web de las amenazas como prueba.

La hermana de la víctima, también alumna de la Escuela N° 14, asegura haber sido abordada anteriormente por las jóvenes, quienes le anunciaron: “La guacha de tu hermana, por maricona, llorona y botona, va a cobrar en la calle”.

La denunciante afirma haber informado al director del establecimiento de la violencia ejercida contra su hija en las redes sociales pero, dijo, no se tomaron medidas suficientes desde el colegio.

Las supuestas víctima y victimaria aún concurren al establecimiento. Aunque por decisión de la escuela asisten en horarios diferentes para evitar encuentros indeseados, según afirmó la mamá de la chica agredida. Sin embargo, la mujer consideró que esta decisión es un beneficio para la joven agresora y exige que el colegio disponga un psicoterapeuta particular para atender a la menor atacada.

La adolescente afectada está finalizando el secundario y manifestó que tiene temor al ir al colegio. "Mi hija estuvo un tiempo viviendo con miedo, dormía poco, no quería salir a la calle ni siquiera para comprar el pan, para no encontrarse con la otra chica. A pesar de todo lo que pasó, no quiere dejar de participar del diseño de los buzos de la promoción, ni de compartir con sus compañeros", expresó la mamá.

El grupo familiar de la joven agredida quiere que la institución realice un acta donde se deje constancia del hecho de violencia y que la supuesta victimaria sea sancionada, o por lo menos se la suspenda hasta que empiece a asistir a una terapia psicológica. El representante legal del director de la escuela, Jorge Rozale, reveló que la escuela se está preparando para organizar una mediación entre ambas partes con el fin de resolver el conflicto.

Fuente: El Diario

 

 

 
 
 

Traductor/Translate