Un alumno de un colegio secundario del barrio porteño de Recoleta causó revuelo en las redes sociales después de que se hiciera pública una carta en la que le pedía disculpas a su profesor por no manejar bien el castellano y no disponer de las herramientas para poder responder las preguntas de un examen.

El estudiante, de origen guaraní, le pidió ayuda a un compañero de clase para redactar el mensaje: "Perdón profe por no completar. Es que no entiendo nada y tengo mucha vergüenza para hablar porque no sé hablar mucho en castellano, sólo en Guaraní. Te pido una disculpa, profe, perdón. Espero que me entienda, porque es muy difícil empezar de cero en otro país".

"El dato interesante es que se animó a exponerse, por lo general tienden a ocultarlo (que no saben castellano), y esto genera una lectura equívoca por parte de los adultos, una tendencia a sentenciar que no entienden", le dijo el rector del colegio Sarmiento, Paul Dani.

La escuela pública Sarmiento está ubicada en una de las zonas de mayor poder adquisitivo de la Ciudad de Buenos Aires. Así y todo, el 80% de la población de más de mil alumnos es de la Villa 31 de Retiro.

En la institución existe una importante cantidad de estudiantes procedentes de países limítrofes, por lo que se dictan talleres de fortalecimiento de la segunda lengua. De hecho, el docente Manuel Becerra, encargado de publicar la carta en Twitter, es uno de los responsables de esa área.

"El taller de acompañamiento funciona a raíz de que nuestro colegio recibe a muchos chicos migrantes, que aprendieron a hablar en guaraní o quechua. Su lengua materna no es el castellano sino una lengua originaria americana", dijo Becerra.

Y añadió: "Los pibes que tienen problemas de lectura y escritura los tienen por causas diferentes: cuando detectamos esto, empezamos a pensar que una experiencia posible era la enseñanza del castellano como segunda lengua".

Becerra indicó que el Estado no financia ese tipo de actividades pero sí se logró cobrar un par de horas más semanales para poder brindar ese tipo de acompañamiento a los alumnos que lo precisen.

Asimismo, el docente explicó que el drama protagonizado por el alumno es el reflejo de la crisis que atraviesan muchos chicos inmigrantes que acuden a estudiar en la Argentina: "Los idiomas americanos originarios están escondidos bajo un manto de vergüenza en los chicos. El resto de los pibes se da cuenta de la complejidad y le resulta interesante porque observa una riqueza cultural que la escuela ha tapado durante años".

Fuente: Infobae

 
 
 

Traductor/Translate