El hombre llegó a la mañana a urgencias con un dolor en su pie inflamado. Las horas pasaron y nadie le avisó que era su turno para ser atendido. Se volvió a su casa sin ser revisado por un médico.

Un paciente sordo de  España denunció que estuvo siete horas esperando en la guardia de un hospital y que tuvo que irse a su casa porque le avisaron para ser atendido por un altoparlante, a pesar de que advirtió de su situación antes de pasar a la sala de espera.

En la grabación, el paciente explica con carteles que llegó al hospital a las 11 por un fuerte dolor e inflamación, tras haber sido operado recientemente de un pie diabético. Contó que informó al personal que era sordo, para que fuera correctamente avisado una vez que entrara en la sala de espera.

"Me he tirado hasta las 17.30 y no vino nadie porque me llamaban por el altavoz, por lo que tuve que volver a mi casa sin ser atendido durante casi siete horas, y presenté un reclamo" -que muestra a la cámara-, escribe en sus carteles.

Fuente: MinutoUno

 
 
 

Traductor/Translate