Ricardo Martín, es el papá de Santino y sin dudarlo decidió realizar el acto de amor más grande que puede tener un ser humano. Se espera que los cuerpos lleguen a la provincia después de las 17 del lunes.

A menos de 24 horas de que muriera el pequeño sanjuanino que viajaba con su madre y abuela hacia la ciudad de San Luis, se conoció que su padre decidió donar los órganos del nene. Ricardo Martín, esposo de una de las víctimas y papá del pequeño que viajaba en un Peugeot 207, no dudó en medio de la desgracia y el dolor realizar uno de los actos más grandes de amor.

Según expresaron fuentes cercanas el hombre tomó esta decisión, porque espera que su hijo siga viviendo en otros.

Santino Martín tenía 11 años y cursaba el quinto grado de una escuela privada de Capital, y el sábado viajaba con su madre Maira Maza (33) y su abuela, Celia Maza (60) a visitar unos familiares a la ciudad puntana cuando volcaron a la altura del kilómetro 846 de la Ruta Nº 147. Las dos mujeres fallecieron en el acto; mientras que el niño fue trasladado a un hospital de la zona con graves heridas en su cabeza.

Celia Maza, era amante del deporte y antes de viajar a San Luis participó de la maratón de la lucha contra el cáncer de mama. Una amiga de ella, habló con sanjuan8.com y contó que además realizaba trekking y en muchas de esas salidas era acompañada por su hijo.

Los cuerpos fueron entregados al mediodía del lunes y llegaron a la provincia pasadas las 18. Serán velados en la cochería Lanusse (avenida Rawson y Laprida).

 

 
 
 
 

Traductor/Translate