Su promedio de 9,20 fue el más alto de toda la escuela. Es jubilada y, mientras estudia, vende helados en su casa. 

nora

Nora tiene 74 años y una larga historia de lucha para salir adelante. Es madre, abuela y alumna del segundo año de la escuela secundaria para adultos en el pueblito La Vertiente, a unos 150 kilómetros al norte en plenas sierras de San Luis. Y ahora, también, abanderada: su promedio de 9,20 fue el más alto de todo el colegio.

“Sueño con terminar tercero y seguir cursando otra etapa como quería mi mamá”, confesó en un diálogo telefónico dificultoso por la escasa conexión del lugar. “Doña Chola es un ejemplo”, dice con orgullo una empleada de la Municipalidad por su dedicación y esfuerzo.

Nora del Valle Olguín, a quien todos en el pueblito le dicen “Chola”, es jubilada, cobra el sueldo mínimo de $ 5.300 (de bolsillo) y para hacerle frente a la escasa situación económica vende helados en su casa N ª 12 del barrio en la calle Catamarca al frente de la capilla de San Roque. Tuvo dos hijos biológicos y uno del corazón, tres nietos y una bisnieta.

“Mi hijo del corazón vive al lado de casa”, aclaró.

Fuente: Clarín.

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate