El chofer de un coche fúnebre salió para hacer su primer servicio esta mañana bajo un cielo gris y lluvioso por la ciudad de Mercedes, Provincia de Buenos Aires. La rutina, sin embargo, se vio interrumpida cuando de repente sintió golpes provenientes del ataúd.

cortejo

La inesperada situación obligó a frenar la caravana que acompañaba a la mujer de 65 años y abrir el cajón en medio de la calle. Así, la familia salió rápidamente con el cuerpo hacia el Hospital Blas Dubarry escoltada por la policía.

Rápidamente, los médicos comenzaron a practicar distintas tareas de reanimación. Pero, con el correr de los minutos, constataron que la mujer llevaba al menos 24 horas sin vida, indicó un empleado de la Cochería Silva.

Todo se trató de una confusión, aunque se desconoce entonces cuál fue el origen de los ruidos que escuchó el conductor. Al momento, los especialistas creen que pudo haber sido un ruido que nunca existió o se trató de un reflejo postmortem del cuerpo, que se produce en muchos casos a partir de contracciones musculares del cadáver.

Fuente: policialescordoba

 
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate