Sacar animales silvestres de su ambiente natural para tenerlos en un domicilio particular es un fenómeno conocido mundialmente como “mascotismo”, y es una de las principales amenazas que enfrentan muchas especies.

Mascotismo 

San Luis se caracteriza por recuperar y rehabilitar diferentes especies que sufren o sufrieron de mascotismo. Muchas regresan a su hábitat natural y otras, al permanecer bastante tiempo en contacto con el hombre y modificar sus conductas naturales y comportamientos instintivos, son considerados “ecológicamente muertos”.

El mascotismo perjudica tanto a los animales como a las personas. Los animales extraídos del ambiente dejan de cumplir su rol dentro del ecosistema y no pueden contribuir a la continuidad de su especie. Un ejemplo de esto es el puma, que una vez acostumbrado a la presencia y los cuidados del hombre, no puede ser devuelto a la vida silvestre.

Los animales silvestres criados y mantenidos en hogares humanos están expuestos a: deficiencias alimentarias, problemas de crecimiento, cambios de comportamiento, estrés, accidentes y enfermedades transmitidas por los animales domésticos. Los accidentes y las enfermedades también representan un riesgo para las personas que llevan un animal silvestre a su hogar, ya que éstos pueden transmitir enfermedades como psitacosis, salmonelosis, rabia y parásitos.

Otro ejemplo es la tortuga de tierra, habitante típica de nuestros montes. Es una de las especies más mascotizadas, lo que la ubica en situación vulnerable respecto de su conservación.

Tortugas, pumas, aves canoras del monte y monos son algunos de los animales que ingresan al Centro de Conservación de Vida Silvestre de La Florida luego de haber sido víctimas del mascotismo. Algunos serán rehabilitados y tendrán una nueva posibilidad en la naturaleza; otros nunca volverán a la libertad.

¿Qué hacer si encontramos un animal silvestre?

Si está en buen estado de salud, lo mejor es no interferir ni intentar capturarlo, porque encontrará su camino solo. Si se encuentra enfermo o lastimado, debemos comunicarnos al 911 para solicitar la presencia de la Policía Ambiental, o con el Subprograma Biodiversidad al (0266) 4452000 interno 3372.

Fuente: ANSL

 

 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate

     
       
    lapuntavisita  
       
    eltrapiche