Un relevamiento basado en el año 2017 señala que hubo un incremento del 66 por ciento.

privado 

Un relevamiento de El Diario de la República arrojó que puede llegar a costar hasta 20 mil pesos, ese es el costo para un alumno de colegio privado, que necesita un uniforme completo, requiere de transporte escolar como movilidad y tiene padres con billetera grande para comprarle los mejores útiles. Comparado con el mismo análisis que se hizo en 2017, el incremento a lo largo de los últimos dos años, fue del 66 por ciento.
Cuando se compra en el supermercado, el costo final dependerá de la calidad de los productos y de las marcas. Cuando se trata de kits escolares, sucede lo mismo, pero también inciden otros factores. Si los padres optaron por mandar a su hijo a un colegio público y si encima viven cerca de la escuela, el precio se abarata muchísimo y podría no exceder los cinco mil pesos en total.

Los útiles

Las librerías más importantes de la ciudad tienen distintos precios, que varían dependiendo el negocio, la calidad del artículo y la marca. Lo más difícil para el bolsillo siguen siendo las mochilas, que parten desde los 600 pesos con las que se cuelgan sobre los hombros, pero con las de rueditas y alegóricas a algún personaje televisivo de moda, pueden llegar hasta los cuatro mil pesos.

Con las cartucheras pasa igual, con una amplitud de precios que va desde los 100 hasta los 550 pesos, para los artículos que tienen tres pisos y son de algún personaje animado, serie o película. Un kit compuesto por un lápiz negro, una goma de borrar, doce marcadores, doce lápices de colores, sacapuntas, una cartuchera, una tijera, un cuaderno de tapa dura, una carpeta de tres anillos, la mochila, dos pack de repuestos por 24 hojas y un set de geometría (escuadra, regla y transportador), se puede conseguir por un valor que va entre los 1.300 y los 5.500 pesos.

Transporte


La distancia es un factor determinante para el costo final. Un transporte escolar, con un servicio de puerta a puerta, puede costar hasta 3.500 pesos por mes, aunque eso varía según los kilómetros que separan al niño de la escuela. Otra opción es el servicio público de transporte, que hoy tiene su boleto en 16 pesos en la ciudad de San Luis, lo que daría un gasto aproximado de 640 pesos mensual (si no se cuenta con el boleto gratuito).

Privado o público


Llevar a un chico a la educación pública implica un enorme abaratamiento de precios, porque no solo ahorran en el pago al establecimiento, sino que también en el costo de la indumentaria, por ejemplo. En promedio, la cuota para un privado puede rondar los cuatro mil pesos, pero varía mucho según el establecimiento, con algunos que llegan casi a los seis mil pesos, siendo los más caros.

Indumentaria


El colegio privado demanda una indumentaria especial, que puede ser otro dolor de cabeza para los padres. En locales de venta aseguraron que el uniforme completo  de colegios como el San Luis Rey o el Santo Tomás, puede llegar a costar unos cuatro mil pesos. En cuanto a guardapolvos, los precios varían entre los 400 y los 700 pesos, dependiendo los talles. 

Comida


Los chicos deben comer y es otro ítem a tener en cuenta. Un paquete de galletitas y un jugo puede llegar a costar 50 pesos por día, lo que daría un gasto mensual de unos mil pesos. Pensar en almuerzos ya elevaría aún más el presupuesto.

 

Las ventas se hacen esperar


La vuelta a clases es el 28 de febrero en toda la provincia, unos días antes respecto a otros años. Sin embargo, las ventas aún no se sienten con fuerza. En la recorrida por librerías, papelerías y locales de venta de indumentaria escolar, aseguraron que, si bien hay cada vez mayor movimiento, todavía no se produjo el clásico boom de ventas, cuando los negocios lucen repletos de niños y padres desesperados. En todos los casos recomendaron que adelanten las compras para una mejor atención.

Fuente: El Diario de la República

 
potreroencanta
 
rotativas_6.gif
 

Traductor/Translate

     
       
    lapuntavisita  
       
    eltrapiche